Inicio Etiquetas Yoga

Etiqueta: yoga

Todo irá bien en sánscrito y castellano

Hoy termino mi cuarentena. No la obligada, sino la de yoga. Como pequeña saltamontes, canto mantras durante 40 días seguidos, confiando en que eso que necesito me va a llegar, se materializa, y ya es real. Hoy hace 40 días que comienzo el día con un mantra de protección; me aísla de las penas, eleva mi alegría...

Bye, enero

Hay semanas en las que prefiero no escribir servilletas. Yo sé que la corriente atenta la espera (vale, mi madre, mi padre, y unas cuantas atentas y atentos muy fanes); porque la servilleta es la alegría de vivir. Pero hay semanas en las que la alegría de vivir me la quita Hacienda, que me recauda como si...

Respira, estás emprendiendo

Cómo es el día de la mujer emprendedora en las redes sociales: Es mediodía, estoy desmayada en el sofá de mi hogar, entro en Instagram, ya, mal. Leo entre bostezos que se celebra el día de la mujer emprendedora. Venga, papelera, haz memoria, recuerda dónde tienes el secador, píntate el ojo, y sube una...

Deseo que llegue ya

¿Ha llegado? Todavía no. Tía, es que no aguanto más. ¿Cuándo crees que llegará? Es la pregunta de cada mañana. Empleada del año y papelera haciendo guardia para que cuando llegue se encuentre la tiendita abierta. Porque la presión es muy grande, todos quieren saber si vendrá, si después de tanto tiempo esperando, por fin, aparecerá. Al comienzo de cada...

A las armas

Lo voy a decir burramente: yo pensaba que la tienda online lo iba a petar. Que cada día iban a llegar ene tendiendo a infinito pedidos, que las fotos de clientes posando con sus pedidos iban a ser trending topic, que esto sería un no parar. Ya lo he dicho burramente. Tras dos meses de tienda online, caigo en la...

La ganancia emocional

De igual modo que abro y cierro la caja a diario, me fijo mucho en quién es la primera y la última clienta, como si una y otra abarcaran la ganancia emocional del día en la tiendita. Claro que es importante que al final de la jornada la caja atesore pasta gansa; pero en mi balance también hago inventario de personas, porque con sus gestos, sus palabras,...

El diezmo de la prosperidad

¡Ya he pillado entradas para el teatro, Ror! ¡Qué guay ir en horario infantil, no? ¿Qué horario infantil? Si el teatro es a las 22.00h. Saco entradas para ver una obra de mucha risa y pasar un rato con Ror, que es la gracia y el ingenio y la chistorra —porque Ror es ¿de? Exacto—. Todo es perfecto hasta que cometo el error de comprarlas mientras hago multitareas...

La hora de los atentos

Soy una papelera divina. Y sin abuela. Cambiante, lunar, fluyo como el agua del segundo chakra... ¿Pero qué mierda estás diciendo? Quiero decir que estoy haciendo una reflexión honda, serena, meditada... Qué paliza de chiquilla. ... sobre si cambiar o no cambiar el horario de la tiendita. Desde el principio, pensé en los sábados por la tarde como el mejor momento para los talleres atentos: en general,...

Olor a boj

Me gusta decir que mi primer recuerdo es el olor a boj. Era bebé cuando nos llevaron de vacaciones a un pueblo fresquito, bañado por la umbría de la sierra y de las aguas termales. Me han contado cómo trepaban mis hermanos por la calzada romana, y a qué sabían los churros calientes. Pero sé positivamente que aquellos veranos olían a boj, plantados por...

Silencio atento

Llamarse Atentamente puede ser una putada cortapisa. ¿Por qué no pensaría otro nombre menos exigente, no sé, Atentamente... a veces? Mira que la corriente atenta es generosa, y trabajar aquí —levanto la mirada, sonrío, es que es preciosa, la bimba— un privilegio. En estas condiciones tan amables, ser atenta sale natural. Pero hasta la papelera más atenta echa un borrón. Hay días en los que...