Inicio Etiquetas Sellos

Etiqueta: sellos

Principessa

Entra una princesa. No es una exageración de papelera: es una mujer, y va tocada con una corona, así que: entra una princesa. ¿Puedo mirar? Pues claro —alteza, leo por los subtítulos de por dentro de la cabeza—. Comienza a pasear la princesa, con su coronita en la cabeza, su cámara entre las manos, los ojos muy abiertos, una sonrisa espléndida. Me gusta que mire Atentamente, precisamente...

La maravillosa historia de niña guitarra y niña caracol

Esta es la historia de dos niñas. Una de piel blanca y otra negra, una con guitarra a la espalda y otra, con caracolitos en el pelo. Dos niñas de ojos curiosos. Dos niñas que no hablan; ¡exclaman! Dos niñas que, de camino a su clase de música de los miércoles, deciden una tarde entrar en la tiendita de papel. ¡Hola! ¿Te acuerdas de...

Paulocoelhadas las justas

Tardaremos varias generaciones en recuperarnos del destrozo. Del destrozo causado por coachers, pauloscoelhos, y misterwonderfuls. Esto de que puedes ser feliz si te empeñas en perseguir tus sueños caminando de la mano no atrás ni delante sino juntos mirando hacia el infinito que si te caes alégrate que lo importante es levantarse... Qué peña más cansina. Pues estos mensajes de empecinada felicidad también se filtran...

Servicio secreto y atento

"¿Tienes tienda online, la tienes, la tieneslatieneslatienes?" "¡Nnnoooo!", me despierto aterrada como el Munch del wasap. Ya sé que en el plan de empresa dije, ¿lo dije?, lo dije, que "en el trascurso del segundo año, el negocio crecerá incorporando la venta online." Tienda online, tienda online, qué ordinariez. Aquí, lo que se estila es el servicio secreto y atento. El servicio secreto y atento se activa con una llamada...

Grotesca 12

En verano -no en este; en el verano verdadero- pido a Vadevintage la silla de dentista en la ahora escribo -definitivamente cómoda, como ya me anticipó L. probándola antes de vendérmela-, una minimesa, y la caja tipográfica. No sé muy bien para qué quiero la caja, para nada útil por supuesto, probablemente sea un ornamento de la tienda, de esos que abrigan. Cuando llega, compruebo que los...