Inicio Etiquetas Papelería

Etiqueta: papelería

Estamos destrozando para usted (II)

Muy poco te quejas para como está todo esto. Así se expresa la corriente atenta cuando viene a la tiendita y se encuentra con el apocalipsis que hay ahí fuera. Según fuentes destructoras, las putasobras mejoras del sistema hidráulico van a durar hasta después de Navidad. Y yo quiero llorar. Morir. O matar. Anda, papelera, si seguro que les...

Bolis para viajar

Comienzo por el final: cuando viajas, descubres bolígrafos. De mi vida A.P. —Antes de Papelera—, lo único que de verdad echo de menos es viajar. Ahora, con la bimba y la sorellina, hago menos mochilas, menos alforjas, menos maletas. Aun así, cada vez que empaqueto mi leve equipaje, suceden cosas maravillosas. Porque si viajas, puedes hacer una ruta por papelerías, acudir...

La mirada atenta

Tuve un novio —aunque él nunca no lo supo— fotógrafo. En mi periodo de mucho chiflamiento, hice en casa un altarcito con las fotos que publicaba en su periódico. Los viernes a mediodía no hacía planes para ver la rueda de prensa del consejo de Ministros: allí estaba él, de rodillas, en el pasillo, seguramente pensando en mí. Como lo...

Comuniones y enredos

Se nota que en una semana seré un año más vieja porque cuando pienso en algunas comuniones de las de ahora, me viene a la cabeza que ya no son como las de antes: en la mía, hubo paella, me regalaron un Enredo, vinieron las vecinas, fue una cosa pequeña, y enfocada. Hace unos días, en la tiendita: Busco papeles...

Antes de ti, después de ti

Antes de ti, bimba, yo leía, los libreros eran mis amigos, dedicaba horas y atención a las historias, las subrayaba, las paladeaba, pasaban los meses y aún las recordaba. Antes, me conocía todas las novedades, acudía a presentaciones de autores idolatrados, siempre me preparaba una pregunta —nada rollera, que fuera simpática— para agradecer al autor por venir, al librero...

Poner oreja

¡¡Es que escuchas demasiado!!, dice la empleada del año. Es verdad, tengo cara de oreja. Pero no es algo nuevo por haberme hecho papelera, ni una estrategia comercial para aguantar la chapa de esa persona que parece haberse despertado de un coma y lleva 10 años sin hablar con nadie y yo escucho lo que haga falta con tal...

Los días, las hortensias

Hay días que no quiero trabajar. Hay que tener santo rostro, osea: ¿tienes el trabajo de tus sueños, tu papelería hace feliz a personas, animales y cosas, la corriente atenta te mima, los talleres están petados, la tienda online coge ritmo, ¡das empleo!, lo atento se poliniza hasta Cuenca y más allá. ¿Y vas y dices que hay días que...

Arre, otoño, arre

¿Tía, entonces qué colección de papeles usaremos para el Diario de Navidad? ¿Compramos los sellos de unicornios con bufanda? ¡Hay que pedir purpurinas! Tomar decisiones sobre la navidad dos meses antes de la navidad me aturde. Es verdad que ya se puede comprar lotería desde verano, y que en el Gadis llevan semanas vendiendo turrón. Pero los grandes negocios...

Decido gandulear

Tomé la decisión de inventar Atentamente con sorprendente facilidad: yo quería una papelería de las que encontraba en mis viajes, de las de pegar nariz en el escaparate, una tiendita de papel que oliera, que sonara, que emocionara. Se lo conté a mi familia, se lo conté a la cámara de comercio, al ayuntamiento, al Inem Se dice SEPE. ...

La ganancia emocional

De igual modo que abro y cierro la caja a diario, me fijo mucho en quién es la primera y la última clienta, como si una y otra abarcaran la ganancia emocional del día en la tiendita. Claro que es importante que al final de la jornada la caja atesore pasta gansa; pero en mi balance también hago inventario de personas, porque con sus gestos, sus palabras,...