Inicio Etiquetas Clientes

Etiqueta: clientes

La fama y los Ballograf

Suena el teléfono de la tiendita. Atentamente, buenas tardes.Buenas tardes. Mire. Llamé hace un mes. No sé si hablé con usted. Sí, dígame.Era para preguntar por los bolígrafos Ballograf. Me dijo que estaban agotados, y que los iban a recibir.Sí, así es.Pues estoy mirando su página web y siguen casi todos agotados.Salvo los modelos...

Por su nombre

Algo bonito del comercio pequeño es que conoces a tus clientes: conoces sus gustos, conoces el día que te visita, o el rato, si trae bolsa propia, si no necesita ticket, si precisa consejo, si se apaña solo, sola. Conoces a tus clientes, los llamas por su nombre, y lo haces, no por lo aprendido en el...

Carta a M.

Estimado M., Su primer pedido lo recibo estando de vacaciones. Desde el móvil pude ver que era un cliente nuevo, que pedía Ballograf, y lo hacía desde Las Palmas. Pienso: "Le cuesta más el envío que los bolígrafos. Le pondré extra de atención." A mi vuelta de dar pedales, preparo su paquete, escribo la postal, coloco una bolsita de arena portuguesa, qué...

Poner oreja

¡¡Es que escuchas demasiado!!, dice la empleada del año. Es verdad, tengo cara de oreja. Pero no es algo nuevo por haberme hecho papelera, ni una estrategia comercial para aguantar la chapa de esa persona que parece haberse despertado de un coma y lleva 10 años sin hablar con nadie y yo escucho lo que haga falta con tal...

Los días, las hortensias

Hay días que no quiero trabajar. Hay que tener santo rostro, osea: ¿tienes el trabajo de tus sueños, tu papelería hace feliz a personas, animales y cosas, la corriente atenta te mima, los talleres están petados, la tienda online coge ritmo, ¡das empleo!, lo atento se poliniza hasta Cuenca y más allá. ¿Y vas y dices que hay días que...

Atenta de fábrica

Me cuenta una clienta que ha pasado unos días en una ciudad muy grande y cosmopolita, con tiendas muy grandes y cosmopolitas, y que en una de ellas se acordó de esta humilde papelera. Pero qué pedante eres. Cuéntalo sin haberte tragado a Góngora. Dice M. que encontró por casualidad una papelería con taller, un Atentamente enooorme, de dos plantas, y...

Papel para mamá

Es primavera y es por la tarde. Entra una mamá con su hija. Recorren muy despacio la tiendita, curiosean, se llaman la una a la otra, disfrutan de su tiempo juntas. Se marchan sin comprar nada, superfelices, y me parece genial. Vuelve la niña al día siguiente: "Es que ayer no pude comprar nada porque como estaba mi madre... Quería esta cartulina, ¿la...

El hombre mÁs aLTo del mundo

Viene a la tiendita el hombre mÁs aLTo del mundo. El que más. Más alto que el Kilimanjaro, ¿he contado alguna vez que he subido el Kilimanjaro? Tenemos digestiones lentas de tanto oírtelo. Más alto que Tachenko y que Gulliver en Liliput, más que Alicia después de comer el agrandapastel, inmenso como la Montaña de basura de Fraguelrock. Por supuesto, mucho más grande que el representante de...

Operación Luz

¡Y como volvamos a pasar por aquí y sigas sin luz, te enteras! En condiciones normales las hubiera mandado al guano con los subtítulos de por dentro de la cabeza, pero estas señoras me dicen las verdades del barquero con tanta gracia, que tomo nota de todas sus vehemencias. Es que tu tienda es preciosa, ¡es como de Centroeuropa! Pero hoy nos...

Útil, bonito, sanador

Hay gente que cocina. Hay gente que escribe un blog. Está el que cuida abejas. Yo empecé a correr. Encaramos las penas como podemos: cocinando, escribiendo, recolectando miel, corriendo... O haciendo manualidades. En la pared donde están los cacharritos de scrapbooking se lee una frase tremenda: ¿Para qué sirve esto? Sirve para lo bello. Porque hay gente de inteligencia sutil, que no mide la importancia de...