Slow store

2
307

Reconocerás la parte de la tiendita dedicada al scrap por el suelo: está arañado, de los derrapes de las escraperitas. Puede que sean las clientas más entusiastas de Atentamente, las que se saben de memoria el stock, las que avisan si hay erratas en la descripción de los papeles, y llegan derrapando con el móvil aún abierto por la página de Novedades. Les debo mucho a estas disfrutonas, porque compran anticipando la alegría que van a tener al estrenar ese troquel. Y también porque respetan mis ritmos lentos.

Mis ritmos lentos, o mis ritmos, que no son los de las marcas de scrap. Las marcas sacan varias colecciones al año, van presentándolas por redes con antelación, y salen a la venta el día D a la hora H. Todo con mucho bombo y mucho platillo. Solo si eres escraperita sabrás del ansia viva que esto genera.

Al principio, me sumé a esa inercia de tener las colecciones el día exacto del lanzamiento. Llegado el momento, a veces funcionaban las ventas, y a veces, no. Y asumía unos gastos, no siempre oportunos, por el hecho gaseoso de traer las novedades un día concreto, hacer unos stories, y aparentar que lo vas a petar. Y un día me cansé, me quité esta obligación, y decidí que iba a traer lo más bonito del planeta scrap, pero a mi ritmo, no al de las marcas. Oye, qué liberación.

Ayer salió una colección, la semana que viene otra, y así. Y yo me encuentro tranquila sabiendo que las traeré cuando encajen en mis previsiones de compras. O cuando tenga un rato para hacer pedido. O a lo mejor me acaba dando pereza y no las traigo. Y me gusta que las escraperitas lo entiendan. Que su tiendita es slow.

2 Comentarios

  1. Pues faltaría más, es tu tienda tú marcas el ritmo, tus novedades y tu criterio. Paz y bien como decía un compañero mío de clase, disfrutando. Abrazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here