Empadronadas y remotas

0
375

Lunes y jueves bajo a Atentamente, sola, rápido, preparo los pedidos online. Reconozco la mayoría: son de las atentas empadronadas, esas que, entre la Escuela de Scrap, los talleres, las visitas de los jueves… viven prácticamente en Sierpes 13. Ahora están en sus casas. Pues la tiendita va a sus casas.

Y junto a las empadronadas, están también las atentas remotas, que no conocen a la bimba pero sí a la sorellina, y hacen sus pedidos online desde Valencia, Villagaría de Arousa, Jaraíz de la Vera. O Madrid. En las observaciones, escribe G. su móvil, que si puedo llamarla porque tiene una consulta que hacer. Y no soy de usar mi móvil para cosas de papelera. A la mierda. La llamo.

  • ¡Hola, G.!, soy maría, de Atentamente, ¿te pillo bien?
  • ¡Ay, hooola, maría, claro que me pillas! ¿Cómo estás?
  • Estoy bien, linda, cuéntame.
  • Nada, que te he pedido todos los Tassotti de lavanda, ya sabes cómo me gusta este papel.
  • Es verdad, siempre arrasas. [Me río]
  • [Se ríe] Sí, es que vivo en Madrid, pero soy de Guadalajara, allí está mi familia, los campos de lavanda, los extraño tanto…
  • Claro…
  • Y también quería encargarte un papel de scrap que está agotado, no tengo prisa, para cuando todo vuelva a ser normal.
  • Cuenta con ello.
  • Si yo no soy escrapera ni nada, pero me gusta experimentar, y ahora es todo tan triste, que necesitamos poner la atención en algo bonito.
  • Está siendo muy duro, G., pero saldremos. Tú, tu familia, ¿estáis bien?
  • Estamos bien. Me preocupan mis padres, que son mayores, están solos… ¿Vosotros?
  • Me pasa lo mismo, pero estamos todos bien. Mañana tienes en casa tu campo de lavanda. Cuídate mucho, querida.
  • Mil gracias, maría.

Sin conocernos, nos regalamos palabras cercanas. Vuelvo a los pedidos, escribo con sonrisa las postales, y mando besos de la sorellina a las atentas remotas; de la bimba, a las empadronadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here