Escrapero consorte

0
204

Atentamente es femenina: la bimba, la papelera, la corriente atenta… A los talleres acuden mayoritariamente mujeres, que son las que, también por lo general, visitan la tiendita. A mí me gustaría que vinieran más hombres, para lo mío, aunque hay que decir que los atentos conforman una exquisita minoría de testosterona.

  • 677 567 765.
  • ¿Qué es?
  • El número de First Dates.

Los que sí vienen son escraperos consortes, que acompañan a sus chicas, más o menos engañados, hasta la tiendita.

Es por la tarde, es verano, la puerta abierta, entra una pareja. Él mira el mapa, mira la tienda, ¿es aquí? Ella enfila directa el papel de scrap.

  • ¿Pero esto es la catedral?
  • Luego luego.

Él ya ha dado una vuelta; ella se recrea. En la segunda vuelta, él comenta:

  • ¡Anda, tu crop-a-dile!
  • ¡Ay, sí! Ayúdame a elegir unos papeles, por fi.
  • Pueeees éstos.
  • No, no, mejor éstos.

Se marchan contentos, les indico cómo llegar a la catedral.

Es por la mañana. Dicen los que lo dicen que hay que dedicar las mañanas a las tareas más tochas. Valoro si hacer pedido a Artemio o hacerme la sueca un rato. Jag spelar svenska ett tag. Me salvan papás con niño. Se dirigen a los Tombow:

  • ¡Mira, mamá, tus rotus!

Elige tres. Y se pide para Reyes una caja de 12. El niño añade que para él la Play. Y el padre pregunta por librerías. Le indico mi favorita.

Volvemos a la escuela. Este mes, nuestra profe nos enseña a hacer tarjetas. Yo me siento siempre con M., nos reímos mucho, queremos promover el scrap-destrozo. Pasa volando el regalo maravilloso de la escuela de scrap. En el jardín espera el escrapero, sonríe al ver salir a M.

  • ¡Mira qué cosa tan bonita! ¡Una tarjeta infinita!

Y se marchan contentos de verlas contentas, cariñosos escraperos, disfrutonas escraperas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here