Logística atenta

0
793

Hace unos días fue el cumpleaños de mi hermano. Como vivimos lejos,

le llamo al acostar a la bimba. Le felicito mucho, nos reímos mucho, le pregunto que qué tal, y me empieza a contar: «Pues estuve hace una semana en un congreso. Y nada, después de soltar nuestros rollos sobre logística inversa, nos fuimos a cenar. Resulta que en mi mesa había gente de Salamanca, y empezamos con qué bonita Salamanca, qué plaza, qué rana… Así que me puse a fardar de ti: pues tenéis que conocer Atentamente, es la papelería más bonita del planeta, tiene unas washis, unos papeles, hace unos talleres… ¿Y sabes qué?

  • ¿Qué?
  • A mi lado estaba sentada C., una colega de Salamanca. Y va y me dice: «¿Atentamente? Anda, pues claro que la conozco, y a la papelera, y soy muy fan de la servilleta, de la corriente atenta, y de toda-toda la tiendita

Se me pone carita de ojos saltones del wasap. ¿Cómo es posible que en un congreso de logística inversa haya gente que conozca Atentamente? ¿Cómo puede ser que coincidan en la misma mesa? Y ya el recopetín: ¿no es acaso increíble que compartan línea de investigación?

Entre joooo y haaaaala, atino a decir que el cumple será suyo pero el regalo me lo ha hecho a mí. Le digo que en cuanto cuelgue, brindaré con una(s) birra (s) por la logística inversa. Y añade:

  • Pues hay más.
  • ¿Más?
  • Al terminar de cenar, C. se despide y me dice: «¿Sabes? Te pareces muchísimo a tu hermana

El próximo día que venga C., que no se me olvide hablarle de la Logística atenta, una nueva línea de investigación que queremos montar mi hermano y yo. Que si se quiere apuntar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here