Ser o no ser online

2
547
  • ¿Tienes tienda online?
  • Carita de dientes del wasap.

Ser o no ser online. Madre mía, Hamlet, cómo te entiendo. A veces pienso en cuántos turistas se han marchado suspirando por papeles que se arrugarían en sus maletas; la de clientes atentos que se han mudado y añoran esta papelería con cero folios y mucho encanto; o mi familia, que se come las uñas con las fotos que pongo en redes sociales: «Tita, ¿me puedes traer el boli de bigotes las próxima vez que vengas?»

Una tienda online sería, además, un buen impulso para esas tardes templadas de otoño en las que parece que los seres humanos se han extinguido. Alcanzar a mogollón de gente, vender porrones de cuadernos… y comprar un terreno para plantar tilos. Porque las ventas a distancia que he hecho hasta ahora, han sido una cagalera inquietud permanente.

Escribe C.:

  • Hola, ¿te queda la agenda de erizos? ¿Me la podrías enviar? Vivo en Canadá.
  • Pues me queda una, ¡y es tuya! Te indico precio y gastos de envío, haces una transferencia, y te la mando.

¡Al mes! voy a Correos a indignarme. Redacto una reclamación exageradísima, y vuelvo a la tiendita poniendo la lengua en forma de turuto, para que se me pase la furia visigoda. Entonces, clinc-clinc-clinc, mensaje de C.: «¡¡Acabo de recibir mi agenda!! ¡¡Si hasta viene con confetti!!»

R. habita en mi tierra santa, así que sus deseos son órdenes para mí:

  • ¡Hola! Resulta que el otro día fui al taller de carvado de sellos y olvidé el exlibris que tallé. ¿Me lo puedes mandar?
  • ¡Claro!

(De este envío sigo sin noticias. A lo mejor fue por Canadá)

Se supone que la tienda online sería un paso natural en el crecimiento lento de Atentamente. Pero, ¿de qué manera envolvería su olor, la calma por contemplar cosas bellas, el cariño que destilan las postales atentas, el atelier? ¿Cómo haría para incorporar la música? ¿Y la sonrisa, cómo agradecería venir una tarde templada de otoño? Pero vamos a ver: ¿se puede ser onlinemente atenta?

 

 

2 Comentarios

  1. Respuestas a estas preguntas:
    1.Creo que las sensaciones que percben los sentidos SÍ viajan por internet, aunque los ordenadores no tengan ojos y orejas. 2. La música ni te cuento: ¡es la que mejor viaja! 3. Queda respondida en la respuesta 1. 4. QUE SÍ, LEÑE, QUE ABRAS LA TIENDA, QUE VAS A PONER EL MUNDO A TUS PIES ATENTOS!!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here